lunes, 17 de agosto de 2009

Cuento de Luz....el empiezo de un sueño con un beso

Entre la cabina y la noche de la nave, cansado del fin de semana largo, me puse a ver una película oscura y misterio, me dormí y entre sueños me llevó a nuestra La Paz, me quede dormido, soñando……



En la mañana fría y seca en el centro paceño, una zona llena de misterios y mitos de leyendas, generada talves por pasajes ocurridos dentro de las casas y las calles con la penumbra y neblina de la noche, esas historias donde a uno le causa variedad de ocurrencias, hechas y a su vez distorsionadas y corregidas para que el mito sea eterno. Esta es el cuento de una mujer misteriosa, que moraba en la calle Sagarnaga, una mujer bien vestida, con el vestido de tela italiana, falda larga de color negro que llega hasta los talones, escote hasta a media altura, causando solo el deseo de ver más, con el corsé apretado en la cintura, botas negras que hacer resaltar su falta de estatura y la mantilla pues para aquellos días de frío intenso, era necesario su elegancia y vitalidad, ya que su largo cabello negro y su rostro piel canela, hacia resaltar sus ojos negros. Su nombre, Luzmila Olave, la madame, solía ir a los bares de bohemia al otro lado de la zona central, uno de bares de la calle Genaro Sanjinés. Transcurría las 9:00 pm, el bar se llenaba de personas que les gusta la movida de los viernes de soltero, hace su aparición Luzmila, la dama muestra sus galas y buenos dotes de fama de caza de hombres, perque nadie se podía resistir a sus encantos hipnotizadores, con sus ojos era capaz de vencen al menos interesado en mujeres. Es solo un decir.

Corría ya las 2:00 am, los demás ya estaban en el estado que solo se pueden contener con el muro que está a su lado, yo entre en ese momento, había salido de mi casa porque no podía dormir, necesitaba un trago y no podía a donde más ir, sino fuera al bar de Don Venancio, entre y me senté el bar, pedí un coñac, ella estaba hablando con un inocente parroquiano que ya estaba por tomar su última copa, pero ella seguía en la competencia, después de dar su última carcajada, ella me clava la mirada, no podía ser más inoportuno me agarro en plena aducción de mi trago, ella se acerca y dando entender que quería un trago, antes de que le pregunte , le pedí al cantinero una copa de Vodka, se sienta, enciende un cigarrillo negro y me hace una pregunta, justo en el momento en que el cantinero le sirve el trago que le había pedido, y me dice:

- ¿porque me pediste Vodka?, en ese momento le respondí,
-ese el trago que te gusta, atiné y rezando que le guste

Es como si hubiras tenido una concección telepática..

Me mira, se queda callada y asombrada, se pregunta cómo es posible que le había dado en el blanco, bueno cuestiones de sentido común….empezamos la charla, donde vives, donde trabajas, solo ella preguntaba y no sabía porque no respondía a mis preguntas…por lo menos saber su nombre, ya que no la conocía, hasta en ese momento, ni tampoco de su fama y solo ella pregonaba que todos saben aquí mi nombre. Lo debías saber….

-son preguntas tontas la que me hacés- me dijo con cierta rabia.

Ya eran las 3:00 am ya tenía que irme, no me deja y ella me invita otro coñac…se acerca y me mira, pasa su hermoso y peligrosamente para hablarme al oído, no hay otra forma de cómo ponerme los pelos de punta y excitado, pero no lo podía hacerlo saber me quedo quieto e insensible….después de pasar por mi oreja, murmurando algo que se me olvido hace tiempo… y me dice lentamente al salir de mi oído,

-Bésame!


El crepúsculo lechoso viene…Continuará….

Sixpence None The Richer - Kiss Me

6 comentarios:

Asesino_De_Leyendas dijo...

Pss brother, cuento de la pura imaginación o pasó algo de ello?, mirá que mujeres así hay en los lugares menos pensados.

Vodka... un trago fuerte para una mujer fuerte, dale nomás con la continuación... muchas preguntas, muchas interrogantes.

Un abrazo

Janeth dijo...

Waoooo Apolo!!!, en planes de conquista, que interesante historia,... continuara.... como mis series preferidas de la tele siempre en lo mas interesante quedan,..... continuemos pues,......

Lucybel dijo...

Chuuuuta!

Pero vos que haces brincándole a mi vecina? (jajajajaja) ..... mmmm.... aunque ni tan vecina ya que en la bellísima La Paz yo vivo en la calle de las brujas que bueno, queda medio cerquita ;)

Cosa increible de creer pero ... cierta, existen algunas mortales que suelen vestir tal cual lo describes, yo se de algunas ;)

Eso si, enchuta un montón el que sea CONTINUARA pero... en fin, me tragaré la impaciencia y listo!, a esperar la segunda parte.

Saludos!

PD: Por un error al parecer mi respuesta al comentario que pusiste en mi blog no se grabó y ... ni cuenta me di!... en fin,.. ya mismo respondo :S

Apolo dijo...

Un día que jodido, por si acaso es real, estoy con insómio permanente, después, para que la jarana estaba buena....

Ya seguire contando más....
bye

Apolo dijo...

Janeth, estas son cosas personales que dan ganas de contar y como en las novelas tenemos que esperar el proximo capítulo....

Besos

Apolo dijo...

No sabía que era vecina tuya, seguro la debes conocer muy bien, porque hay mortales e inmortales que tienen a seguir esa vestimenta, tu tambien eres de la calle de las brujas....y ame imagino...

Ni modo a tener paciencia para lo demás..
besos