viernes, 2 de octubre de 2009

Un día en colegio.........

Singular apreciación me vino cuando de pronto apareció un sin de ingenuidades que pasaban por mi mente, estamos justo en medio de un universo solitario, una constelación divida, entre los amigos y la soledad absoluta, casi llegado a ser imperceptible las estrellas pequeñas que se pierden en el audaz conciencia mía, debería dejar beber, me pregunto si algún día estaré otra vez con mis amigos con el mismo entusiasmo, podría pecar de pesimista, mejor lo cambio en el sentido que, pronto estaré con mis amigos queridos del alma. Estoy sentado en mi asiento de Capitán y puedo manejar un recuerdo hacia 19 años atrás, en colegio, seguramente es primero medio, primer día de clases, ja! Toca la campana y todos en fila, después de chacotear un rato a correr para por el pasillo para ganar los bancos, entre empujones y gritos de que ¡ven siéntate conmigo!, y de un jalón te encuentras al lado de una chica, que para esa época, teníamos un cierto repeluz, pero 15 años, ya no eran tiempo de jugar a las muñecas, hablo de chicas, mientras nosotros estamos pensando en que día nos toca educación física y libre, las chicas empezaban a dar sus primeros pasos de cazadoras, en fin. La que esta a mi lado, era feita en primero intermedio, pero ahora se puso bonita, claro, pensando en que mi amigo del alma esta un asiento detrás mío, también con otra chica, bue...cuando entro el regente, nos acomodó en pareja, pero a la que le parecía, después de todo el relato que hicimos par sentarnos, quedamos difrentes como habíamos planeado, el regente solo hizo su pega, tal vez solo ganas de molestarnos a los varones, no se, queda en el misterio.

Ana es la chica de al lado, una chica súper estudiosa, casi no mueve la cabeza, solo saca un cuaderno y empieza anotar todo lo que el profesor decía, pero.....si solo dice lo que no debemos hacer y además el rol de materias nos dieron una fotocopia, esas hechas a la antigüita, pero fotocopia al fin, no obstante, ella seguía escribiendo, que será lo que escribe, tengo miedo de decirle algo, o preguntarle que escribe, trato de acércame despacio y miro que esta escribiendo algo, se cuenta en seguida, y me mira con ojos de perro para morder, casi le digo ¡tranquila!, ¡tranquila!, pero me mira detenidamente y yo sonrío, y ella con un poco de tiempo, me mira, y me dice: estoy escribiendo un cuento...pero no puedes leerlo, claro, como si yo quisiera leerlo, si ni siquiera se de lo que se trata, solo quería husmear si lo estaba escribiendo era el horario, pero en fin le dije: no gracias....y seguí conversado con mi cumpa de atrás, suena la campana, cambio de clase.................continuará



5 comentarios:

Janeth dijo...

Hola Apolo, que dias aquellos de colegio, es lindo recordar.....

Lucybel dijo...

Capitán:

Cómo que la compañera del lado era INTERESANTE (digo, escribía cuentitos) jajajaja.


Saludos!

Apolo dijo...

Janeth, siempre es un placer recordar a los cuates del alma, con los cuales creci y aun crezco porque me los veo seguido a tomar unas chelas en la casa de cualquiera que se los presente.....y tu los ves?

Apolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Apolo dijo...

Teniente, siempre con sus ocurrencias y fijando en lo que uno escribe para hacer pisar el palito no? jajajajajajaja y si!, era intersante, hasta ahora supongo, bue ya no la volvi a ver, saludotes Tn, ya estaremos chateando..
Bye